previous arrow
next arrow
Slider

Nuestra historia es nuestro futuro

Somos fruto de nuestra historia y lo que nos inspira es nuestra herencia. Al alimentar nuestra pulsión creativa y nuestras visiones del pasado, nos obligamos a imaginar nuestro futuro legado a partir de la trayectoria de Arketipo. Desde lo que nos ha definido hasta las cosas que nos hacen reflexionar en la actualidad, todo está enraizado en un pasado que siempre estará presente, siempre incitándonos a avanzar.

Arketipo es Florencia

Durante siglos, Florencia y sus alrededores han atraído a todo tipo de personas, desde artesanos hasta grandes maestros del diseño y la educación. El café matutino, las modas de temporada, nuestro sentido innato del estilo, todo forma parte de lo que ellos nos han legado. Su personalidad, su visión y su figura como creadores de tendencias nos han ayudado a definir nuestro trabajo profesional.
Recurrimos a nuestra herencia para que nos guíe en la nueva era. Una era de investigación y desarrollo, en la que aprobación, me gusta y compartir son acciones inmediatas. La ética del diseño y la cultura de Italia se propagan por estos nuevos entornos, los que comparten nuestros clientes de todo el mundo.

Creación de artículos únicos y originales

La nuestra es una historia marcada por el deseo de hacer grandes avances en la conformación de nuestra ética y nuestra visión del mundo. Nuestro logotipo sufrió una evolución que encapsuló el estilo de los años 70, que entendió su lugar con sensualidad y una tipografía potente hasta que llegó el cambio en el nuevo milenio, que fue testigo de cómo la moda moldeo el diseño de forma multidisciplinar.
Nuestro logotipo refleja ese estilo con un mensaje importante: Florencia forma parte de nuestro linaje. Muestra cómo seguimos recurriendo a nuestra herencia para proyectarnos hacia lo nuevo.
Las raíces del mundo de Arketipo se encuentran en la Antigua Grecia. El nombre es la combinación de las palabras ἀρχή (arkhē), que significa principio, origen, y τύπος (tỳpos), término referido al tipo, la clase.
Este nombre tan potente y ambicioso ha puesto de relieve a la perfección nuestra misión desde nuestros orígenes: transformar las ideas en obras únicas y originales.

No existe una solución universal

No somos el Big Mac del universo del mueble, uniforme, fabricado en masa y aburrido.
Somos la hamburguesa gourmet. Ambas hamburguesas comparten la misma esencia, pero la forma de elaborarla marca la diferencia. Nosotros analizamos, hablamos, identificamos, tenemos sensaciones diferentes con las materias primas, y lo que obtenemos es diferente cada vez. Donde muchos ven un trozo de madera, metal y tejido, nosotros vemos arte, un deseo de brindar un grato propósito al alma y deleite en los años venideros.
Se trata de materializar una visión auténticamente personal. Una visión que se nutre de nuestra concepción y crea algo realmente único para cada una de las personas que elige Arketipo porque, cuando alguien acude a Arketipo, desea algo que pueda otorgarle la libertad para expresarse y expresar sus ideas. Nos consideramos su aliado, alguien que puede ser sutil o atrevido, que puede descubrir una tendencia y que puede crear un estilo único para cada persona.
Arketipo es así. Artesanos de experiencias, donde cada idea se considera en su planteamiento. Nuestras creaciones están diseñadas para adecuarse a cada cliente, ya sean particulares o contractados.

La perfección es aburrida

Creo que hemos creado algo especial.
Hemos invertido años y un sinfín de horas para crear la empresa que es Arketipo.
Tenemos un trastorno compulsivo de perfección y esta cultura se refleja en nuestra naturaleza, nuestra pasión y nuestra identidad.
La perfección es aburrida. Debería emocionarnos la búsqueda, no el objetivo, porque solo entonces se puede mirar el producto con otros ojos, desde otro punto de vista. La perfección puede no existir en el mundo real, podemos acercarnos y eso para mí es la satisfacción, pero ver los indicios de un diseño realmente hecho a mano cuenta una historia superior a lo que alguna vez será el producto final.
Nos obsesionan los detalles. La ausencia de detalles a veces es un detalle en sí misma y no hay ninguna imposición en el proceso. Es algo que se siente, se ve, se respira, se vive.

Lorenzo Cattelan
Director Ejecutivo

Iso 9001

Desde febrero de 2017 tenemos la certificación ISO 9001 y nos aseguramos constantemente de que se entienda, aplique y mantenga la política de la empresa en todos los ámbitos.